viernes, 30 de septiembre de 2016

Me llamo Lucy Barton (Elizabeth Strout)

Sinopsis:
En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice. En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.

Ficha del Libro: Aquí

Esta novela llegó a mí por sorpresa como regalo de cumpleaños inesperado y como ya me había llamado la atención cuando la comencé a ver en redes sociales, no tardé mucho en empezarla… y terminarla, porque apenas me ha durado un par de días.

No había leído nada de la autora, aunque tengo anotada en mi lista infinita de libros “Olive Kitteridge” desde hace mucho tiempo. Tras leer este libro, quizás sea el momento de que suba puestos en la lista y se venga pronto a casa, porque “Me llamo Lucy Barton” me ha gustado mucho, tanto la historia como el estilo de la autora.

Lucy Barton echa la mirada atrás y recuerda su estancia hace años en un hospital de Manhattan, donde fue operada de una apendicitis. Las cosas se complicaron un poco y su estancia allí se alargó durante unas semanas. Su marido, al que no le gustaban los hospitales (¡mira tú, como a todos!) decidió llamar a la madre de Lucy para que la acompañara y tras años sin ver a su hija, se trasladó hasta el hospital donde esta se encontraba. Durante cinco días y cinco noches hablaron y recordaron, sin un orden concreto, historias propias y ajenas, temas más serios y cotilleos varios, pero sin profundizar en exceso en ninguna de ellas y es que sus conversaciones, de las que será testigo el lector, estaban llenas de silencios, sin embargo son silencios que también contaban su historia, la de ambas y las de otras personas. Esta es una novela cuyos espacios el lector puede rellenar imaginando o intuyendo lo que falta.

Está claro que la infancia de Lucy no fue fácil. Creció en un entorno rural y decir que su familia era profundamente pobre es quedarse corto. Su entorno solo mostraba desprecio hacia ellos, y si al menos entre los suyos se hubieran demostrado algo de cariño… pero no, ellos tampoco eran muy dados a expresar sus sentimientos, ni con palabras ni con gestos. La relación de Lucy con sus dos hermanos tampoco es que fuera muy fraternal, así que acabó refugiándose en los libros. En esas historias encontraba refugio y ellas acudieron a su rescate. 

Me ha gustado mucho cómo desde niña se siente escritora, cómo aprovechaba cada momento para leer, cómo en invierno, podía estar horas y horas leyendo en la biblioteca para no morirse de frío en casa, y al final los libros le ayudaron a ser la buena estudiante que acabó siendo y soñando en convertirse en escritora, se atrevió y se marchó de ese hogar en busca de su propia vida, de su propia familia. 


Elizabeth Strout (http://alchetron.com/Elizabeth-Strout-834817-W)
He disfrutado de esta novela de corte intimista, aunque confieso que aprovechando esa inesperada cercanía que  une a madre e hija en el hospital, me hubiera gustado saber muchas más cosas, tanto de Lucy como de su madre, de antes y de ahora, que se hubieran abierto y contado cosas que nunca se atrevieron a decir en voz alta, pero teniendo en cuenta el tipo de vida que han vivido y la distancia que han mantenido, creo que las dos hacen un esfuerzo y lo hacen lo mejor que pueden. Como ya he comentado, supongo que esta escritura contenida nos ofrece imaginar o intuir porqué son como son, rellenando con nuestra imaginación los huecos que no nos han contado. 

Sin ser una novela arrolladora donde las páginas vuelen, lo cierto es que se lee con agilidad y placer porque está muy bien escrito. Con su prosa sencilla, precisa, sobria, nos lleva al duro pasado de una Lucy que soñaba con escribir y al presente de una Lucy superviviente, esposa, madre y ya escritora. 

“Me llamo Lucy Barton” nos habla del amor entre una madre y una hija, un amor que no han sabido expresar, pero que evidentemente está ahí. Nos habla salir adelante en las peores circunstancias, de la familia, de la soledad, de  elegir recordar o callar, de perdonar o no, en fin nos habla de vivir...
"Ésta es una historia de amor, tú lo sabes. Es la historia de un hombre atormentado todos los días de su vida por cosas que hizo en la guerra. Es la historia de una esposa que se quedó a su lado, porque eso es lo que hacían la mayoría de las esposas de esa generación, y cuando va a la habitación del hospital a ver a su hija habla compulsivamente de que el matrimonio de todo el mundo va mal, y ella ni siquiera lo sabe, ni siquiera sabe lo que está haciendo. Es la historia de una madre que quiere a su hija. De una manera imperfecta, porque todos amamos de una manera imperfecta. Pero si mientras escribes esta novela te das cuenta de que estás protegiendo a alguien, recuerda una cosa: que no lo estás haciendo bien." (pág 119)

lunes, 26 de septiembre de 2016

El comienzo de la noche (Stephen Leather)

Sinopsis:

Jack Nightingale era negociador policial de New Scotland Yard. Hasta que le tocó un caso demasiado difícil, incluso para él: una niña de nueve años se suicida por haber sufrido abusos sexuales y su padre, el principal sospechoso, cae al vacío desde un edificio del centro de la ciudad con Jack como único testigo. 

Dos años más tarde, Jack es un detective privado acosado por pesadillas que sobrevive espiando a maridos infieles.

Un día, después de uno de sus terribles sueños, Jack despierta escuchando un mensaje escalofriante: «Vas a ir al infierno». Profecía que parece comenzar a cumplirse cuando hereda una lujosa mansión y una grabación en DVD en la que el millonario Ainsley Gosling le revela dos secretos: que es su verdadero padre y que, en apenas tres semanas, coincidiendo con su 33 cumpleaños, una criatura diabólica reclamará su alma.

Ficha del libro:AQUÍ

Stephen Leather parece ser un conocido autor de thrillers de acción, que yo desde luego no tenía el gusto de conocer, pero que de ahora en adelante no perderé de vista, sobre todo porque esta novela es la primera de una serie protagonizada por Jack Nightingale y no me importaría continuar leyéndola, aunque no soy capaz de encontrar ninguno más, al menos en castellano. No sé si eso es buena señal, la verdad, porque en inglés, la serie ya tiene publicados al menos cinco.

Reconozco que la compré aprovechando esas ofertas que hay de vez en cuando en muchas librerias, supongo que para hacer limpieza de stock y como valía 5,95€ y el argumento no me disgustaba me la traje para casa, aunque leer en su sinopsis eso de que "una criatura diabólica reclamará su alma" me sonaba un poquito raro.

Y precisamente ese punto "sobrenatural" que envuelve la historia era una de las cosas que más miedo me daban, en el sentido de que si no está bien llevado puede hacer chirriar una buena historia, pero ha sido una sorpresa comprobar que, en este caso al menos, todo encaja estupendamente.

Jack Nightingale era un buen negociador de la policia de Scotland Yard. Ha visto de todo, pero todo tiene un límite y cuando una niña de nueve años se lanza al vacío delante de sus narices tras confesarle los abusos que lleva años sufriendo por parte de su padre y tras la posterior muerte de este, (también delante de sus narices) deja su trabajo en la policía y se establece como Detective Privado.

Con su nuevo trabajo va simplemente "tirando", hasta que un día un abogado del que no había oído hablar nunca, le comunica un par de cosas que desde luego no se espera.

Primera: que quienes había considerado siempre sus padres no lo eran y,
Segunda: que ha heredado una mansión espectacular por parte de su padre biológico.

Si esas dos noticias ya son bastante impactantes, todavía lo será más descubrir que la mansión trae un vídeo-mensaje sorpresa difícil de creer. Por lo visto su padre al nacer vendió su alma a un diablo (que no AL diablo) y cuando cumpla 33 años, el diablillo en cuestión vendrá a cobrar su deuda y claro, está a puntito de soplar las velas.

Evidentemente, en cualquier cabeza normal, no entra creer semejante confesión, pero una serie de dramáticos hechos que se van sucediendo a su alrededor, acabarán como mínimo, invitándole a investigar qué hay de cierto en esa extraña y reveladora confesión paterna post morten.

La verdad es que la novela atrapa desde el inicio, tiene un ritmo que no decae en ningún momento y a cada página que pasas se va volviendo más misteriosa. Nightingale, a quien es cierto que no le faltan amigos, parece ir quedándose más solo a medida que avanza en su investigación y va desvelando los oscuros secretos que guardaba su padre, aunque cuenta con una secretaria la mar de eficiente (y que yo creo que todavía tiene mucho que mostrarnos), que no duda en echarle una mano, a pesar del peligro que ahora parece rodear a su jefe.



Como decía, me ha gustado mucho el ritmo de la novela, la historia en general, el saber añadir esos toques sobrenaturales a una novela negra haciéndola mucho más interesante de lo que en principio creía. No llega en absoluto a ser una novela de terror, aunque tampoco me gustaría pasar por algunas de las experiencias del protagonista de esta historia.

Me ha gustado mucho el personaje de Jack y su forma de afrontar que toda su vida ha sido una mentira. Está claro que es un hombre con temple, con un pasado lleno de éxitos en su trabajo como negociador y por supuesto también con algunos fracasos con los que debe convivir. A mí mientras leía me venía a la mente el personaje que interpreta Keanu Reeves en Constantine, salvando las distancias, claro. Jack es más sociable que Constantine, pero me encajaba bastante bien, la verdad.

Sinceramente creo que esta puede ser la primera novela de una serie muy interesante, que me gustaría continuar leyendo. Habrá que esperar para saber si seguirán o no editando el resto de la serie.




viernes, 16 de septiembre de 2016

Mi maravillosa librería (Petra Hartlieb)

Sinopsis:


«Hemos comprado una librería. En Viena. Escribimos un email con unas cifras, ofreciendo una cantidad que no teníamos, y al cabo de unas semanas lle­gó la respuesta: acaba usted de comprar una librería… Hemos pujado con un dinero que no tenemos, y por una librería que está en una ciudad donde no vivimos. Y la hemos conseguido. ¿Y ahora qué? Pues ahora tenemos que apechugar con el asunto.»

Petra Hartlieb tiene ahora una gran familia, un perro y una librería. Diez años atrás, estando de vacaciones en Viena, su ciudad de origen, supo de una bonita librería de barrio que cerraba sus puertas y estaba a la venta. Lo que en principio se planteó como una especie de broma (¿por qué no la compramos nosotros?), provocó en pocas semanas un cambio radical de vida, de ciudad y de oficio. Pero no fue fácil, tuvo que luchar contra un sinfín de contratiempos; no estaba preparada para convertirse en empresaria, y tampoco lo estaba para ser al mismo tiempo librera, esposa y madre.

Este libro cuenta la historia de un desafío: cómo conseguir que una librería pequeña, tradicional y de barrio se convierta en el núcleo indispensable de la vida en comunidad de una ciudad europea en el siglo XXI. Una estupenda historia sobre cómo conseguir aquello que amamos. Una historia llena de divertidas anécdotas y emociones sin fin, que logra, gracias a una escritura ágil, directa y muy empática, que todos seamos partícipes de las alegrías y los problemas de Petra. Es, además, una maravillosa descripción de la vida diaria de muchas librerías y en muchos países: un mundo en miniatura en el que, de algún modo, habitamos todos aquellos que amamos los libros.

Ficha del Libro: Aquí

"Mi maravillosa librería" es una historia que me ha gustado bastante, aunque pensé que me gustaría mucho más, pero creo eso no ha tenido tanto que ver con el libro en sí, como con lo idílica que me imaginaba yo la profesión de librera ¡ja,ja!

Quizás sea más idílica si no eres la dueña de la librería y simplemente trabajas en ella y es que en este libro su autora, Petra Hartlieb, nos cuenta como “casi por sorpresa” ella y su marido se convierten en los dueños de una pequeña librería de Viena y deciden dejar sus cómodos trabajos en Hamburgo para dedicarse en cuerpo y alma a su nuevo negocio con todos los trastornos que eso conlleva. Sin embargo, contarán con la ayuda de buenos amigos para que todo salga bien, unos les ofrecen alojamiento mientras se reforma la librería, otros ayuda económica y muchos directamente aquellas habilidades que se les dan bien y que pueden serles útiles.

Poco a poco el local va tomando forma y los vecinos del lugar parecen felices de tener de nuevo una bonita librería a la que acudir a comprar y encargar sus lecturas.

Petra Hartlieb. Fotografía extraída de aquí
Sin embargo, más allá de lo bonito que pueda parecer esto, llevar adelante una librería tiene también su parte agotadora que la autora no esconde. Nos mostrará, siempre con sentido del humor, lo bueno y lo no tan bueno que tiene este trabajo, las horas invertidas en él, a costa de quitárselas a su vida familiar, el constante endeudamiento a base de créditos, para seguir creciendo, las agotadoras campañas de navidad, la modernización de los sistemas de facturación e inventario, la tremenda competencia que sufren a través de Internet (sobre todo por parte de Amazon)...
A veces me despierto por la  mañana y el mero pensamiento de bajar la escalera, abrir la puerta, colgar el cartel de "abierto" y pasarme todo el día contando el argumento de algunos libros me cansa. Una vez que se ha evaporado el atractivo de la novedad, de la apertura, una parte del trabajo acaba convirtiéndose en rutina, y hay días en que esa rutina se convierte en una pesadez.
Por supuesto también nos habla de muchos autores conocidos, de editoriales, de agentes comerciales/representantes y de su relación con ellos, algunas mejores que otras, habla también de sus visitas a la Feria del libro de Frankfut, de las presentaciones, muchas veces agotadoras para apenas vender unos pocos libros y encima estar “ojo avizor” porque muchos de los asistentes piensan que los libros se regalan y tienen la mano muy suelta ¡ja,ja!, pero sobre todo del amor por los libros y la literatura, del tesón y el esfuerzo puesto en un proyecto que al final es lo que hace que nunca tiren la toalla y que su negocio tenga éxito.

Los años al frente de la librería les han dado para recolectar una buena cantidad de anécdotas que con aire simpático nos va contando Petra Hartlieb y que al final hacen que la lectura sea muy amena, sincera y sencilla de leer pero sin llegar a ser una gran novela literariamente hablando. El "debate" sobre lo que es buena literatura o no también está servido e incluso nos habla de su faceta como autora, y es que en compañía de Claus-Ulrich Bielefeld, Petra es la autora de una serie de novelas policíacas.

Sí, quizás a algunos nos ha puesto los pies en la tierra y nos ha mostrado una profesión menos encantadora de lo esperado, pero sigo pensando que no estaría mal trabajar en una librería. Lo de ser la dueña ya me interesa menos.

En todo caso, el esfuerzo de unas personas como Petra, su marido y todo el equipo que a lo largo de los años ha trabajado con ellos es algo que como lectora agradezco y mucho, sobre todo en una época tan complicada, en la que cada vez más librerías van echando el cierre. Es reconfortante ver, que a pesar de eso, hay quien se anima y se atreve a abrir una librería, donde a los lectores se nos pueden ir perfectamente las horas sin sentir que hemos perdido ni un solo minuto de nuestro tiempo.

Gracias librer@s por vuestras Librerías.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Volviendo a leer en compañía

Bueno, pues con la llegada de Septiembre, y después de hacer un parón en Julio y Agosto, retomamos
las lecturas en compañía, como hemos venido haciendo desde que empezó 2016.

Como siempre, el sistema no puede ser más sencillo. Se divide el libro elegido en tramos de entre 50/60 páginas diarias (aproximadamente una hora de lectura) y cada día, después de terminar la lectura hacemos un comentario en el evento creado en Facebook para ese título. Esta es una buena forma de que nadie pise a nadie y de que nadie vaya por delante de nadie y además quien no haya terminado la lectura del día sabe que no debe entrar en el evento a leer lo que otro haya escrito si no quiere encontrarse con un spoiler como una catedral.

Quizás debería añadir que nuestros comentarios son muy viscerales. Con ello quiero decir que no nos ponemos a analizar ni el estilo, ni la profundidad de la prosa ni nada de eso, somos más de resumir, de dejarnos llevar por los sentimientos que nos provocan los personajes, de echar pestes contra los que nos disgustan y dejarnos encandilar por los que nos conquistan, de jugar a adivinar qué va a ser lo próximo que va a ocurrir... En definitiva, se trata de pasar un rato divertido entre amigos comentando la novela mientras dure la lectura de la misma.

El próximo lunes, 12 de Septiembre, comenzamos "Tiempo de cenizas" de Jorge Molist. Hemos elegido este libro porque en Abril leímos la primera parte "Prométeme que serás libre" y nos gustó bastante, así que antes de que nos olvidemos de aquellos personajes, retomamos una nueva historia protagonizada por ellos.

Este es nuestro calendario para "Tiempo de cenizas" (Mi edición es la de Círculo de lectores).


Para este tipo de lecturas, elegimos novelas "gorditas" y las históricas suelen serlo, además dan mucho juego a la hora de ampliar información de hechos históricos y a veces acompañamos los comentarios con enlaces o imágenes que enriquecen la lectura.

El año pasado leímos así la Trilogía "The Century" de Ken Follet y poder ampliar los comentarios con imágenes y documentales nos dio mucho juego.

Normalmente suelo leer en compañía de una buena amiga llamada Sonia pero a veces se une a nosotras Cristina. Lo hizo con Ken Follet, lo hizo con "Prométeme que serás libre" y lo hará con "Tiempo de cenizas". 

Los eventos son privados pero se puede unir el que quiera, simplemente dejando un comentario en la página del blog en Facebook , donde hablo de este mismo tema.

Por si alguien tiene curiosidad los libros que hemos leído Sonia y yo de esta forma este año han sido los siguientes:

- Enero: "Soy Pilgrim" (Terry Hayes) Sin duda, para mí la mejor lectura conjunta de este año.
- Febrero: "Pacto de Lealtad" (Gonzalo Giner)
- Marzo: "Historia de un canalla" (Julia Navarro)
- Abril: "Prométeme que serás libre" (Jorge Molist) con Cristina
- Mayo: Los rostros de Victoria Bergman 1 "Persona" (Erik Axl Sund)
- Junio: Los rostros de Victoria Bergman 2 y 3 "Trauma" y "Catarsis" (Erik Axl Sund)

miércoles, 7 de septiembre de 2016

El diario de Tita (Laura Esquivel)

Editorial: Suma de letras
ISBN: 978-84-83658196 
Tapa dura c/sobrecubierta 
256 pág. 

Sinopsis:
El diario de Tita es el espacio donde la protagonista atesora sus secretos más intrincados, recetas sin preparar, recuerdos que casi se diluyen; es el sitio sagrado donde se mezclan todos los ingredientes de una gran novela junto con los destellos espirituales característicos de la autora. Esta historia logra regalarnos un secreto que a su vez nos permitirá recuperar nuestra propia intimidad y, por qué no, nuestro propio secreto guardado en el fondo de una flor marchita o de una carta que después de generaciones espera sorprender a su asiduo lector. 
Este conmovedor relato nos permitirá conocer de cerca los hilos mágicos e íntimos con que en su momento fue tejida Como agua para chocolate. La cautivadora historia que le ha dado la vuelta al mundo.

Mi primera lectura de septiembre ha sido “El diario de Tita” de Laura Esquivel y aunque me ha gustado, tampoco me ha emocionado en exceso. Cuando la encontré en La Casa del Libro, no había leído en ningún sitio que se iba a publicar, así que mi cabeza pensó automáticamente que sería una continuación de “Como agua para chocolate”, pero lo cierto es que no lo es. Yo recordaba perfectamente el final de aquel libro y me parecía que era un final bien cerrado, así que no veía nada claro esa “segunda parte”.

En realidad lo que la autora parece haber decidido es convertir en trilogía esta historia y por lo que he podido leer, el próximo año se publicará “Mi negro pasado”, en el que nos contará la historia de la tataranieta de la hija que Pedro y Rosaura tuvieron en “Como agua para cholocate”. 

Mientras tanto este segundo libro viene siendo el diario que escribía Tita, mientras se desarrollaba la historia de “Como agua para chocolate” y aunque es interesante leer en primera persona los pensamientos y sentimientos de Tita, no ha acabado de entusiasmarme. Desde luego es una novela interesante si ya has leído “Como agua para chocolate”, porque digamos que este libro lo complementa, pero no funcionaría si se leen al revés, al menos es lo que yo creo. Aunque recordaba a grandes rasgos la historia de Tita, de Pedro y de John, me ha venido bien para recordar algunos detalles ya olvidados y para que por fin sepamos qué ocurrió con John (un personaje que prefiero mil veces a Pedro, pero ya se sabe que el amor el ciego).

También contiene muchísimas recetas, que confieso haber leído por encima, sin demasiado interés, pero que seguro entusiasmarán a quienes disfrutan entre fogones (no es mi caso, para qué mentir).

Algo que sí hay que destacar de este libro es la bonita edición. El libro parece realmente un cuaderno rayado que además de las recetas, contiene algunas fotografías de los personajes, lo que nos permite ponerle cara, por ejemplo a Tita, a su madre, o a Pedro y está escrito con un tipo de letra manuscrita, que ayuda a dar la sensación de estar leyendo realmente el diario escrito de puño y letra de Tita. Muchas hojas simulan estar quemadas e incluso hay algunas páginas cuyo texto está lleno de garabatos.

"El diario de Tita" te refrescará la memoria sobre "Como agua para chocolate" y añadirá algunas cosas que no sabías. Amores correspondidos que no pueden ser vividos, celos, traiciones, infidelidad, todo ello aderezado con esas recetas cuyos ingredientes parecen influir tanto en algunos personajes. Creo que los fans de aquel primer libro agradecerán su lectura aunque no deje el mismo sabor de boca. Además es fácil de leer, y por supuesto el realismo mágico sigue muy presente entre sus páginas.

Confieso que leeré el tercer libro y espero que se parezca más al primero, o que al menos que deje en mí sensaciones parecidas a las que me dejó "Como agua para chocolate"

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails